Cerrado por vacaciones

Hasta el próximo domingo 6 de mayo estaré por tierras del sur viendo a la familia y amigos sin conexión a internet por lo que no podré actualizar el blog con ninguna entrada nueva.

Pequeño aviso para, en el caso de que los hubiera, visitantes y/o comentaristas de esta bitácora.

Espero encontrar nuevos comentarios en los posts de “Estrategia Libertaria” y los que tratan de la abolición del estado pues suponen nuevas perspectivas sobre un tema poco transitado en la teoría de la libertad.

Nos vemos en unos días.

Tercera entrega de la saga sobre la abolición del Estado de Brad Edmonds

Ahora que está caliente el tema de la Estrategia Libertaria, seguimos con la serie de Brad Edmonds para aprovechar la inercia de la discusión pues los temas tratados son similares.

En el menú de Categorías tengo una titulada “El Estado será abolido. Brad Edmonds” donde se podrá acceder a toda la serie porque quiero que estén siempre accesibles para cualquiera que desee consultarlos y no queden sepultados bajo nuevas entradas.

Este es el tercer artículo de una serie de seis y en él se dan consejos prácticos para ir minando el poder del estado. Disfrutadlo.

                                          amagi.png

Cómo desmantelar el Estado
(
How to Abolish Government)

Los comentaristas libertarios suelen discutir sobre las razones por las cuales el Estado no funciona como debería funcionar. Con el Estado hay muchas cosas que van mal y tantos ejemplos para apuntalarlo, que es sencillo documentar sus errores. Cogemos algo de vehemencia, después, para sugerir soluciones. Gran parte de este anhelo está equivocado pues ya hemos mencionado la solución definitiva repetidamente: Privatizar todo, desde la educación hasta las carreteras. Además, los escritores incurrimos a menudo en la equivocación de suponer que los lectores conocen lo que estamos pensando. Es normalmente el caso de que identificar el problema sería también encontrar la solución, pero no todo el mundo está en la misma onda – la mayoría de la gente (nosotros los escritores incluidos) no se da cuenta de todas las soluciones que ya están disponibles. Por esa razón, en artículos recientes, he linkeado algunos vínculos con buenas bibliografías, y que se refieren a casos concretos; ejemplos de actuales éxitos privados.

Yendo a otra cosa, deduzco que el verdadero problema es cómo conseguir llegar hasta allí. Como ejecutar las soluciones que sugerimos en contra del Estado; cómo lograr finalmente su supresión.

Primero, las buenas noticias: Estoy convencido de que el Estado será abolido (las razones del porqué las dejo para otro artículo), aunque esto tomará algo de tiempo. Por ahora, aquí tenemos algunas labores para acelerar el proceso.

Lo más eficaz que puede hacer es educar a sus hijos en casa. Esto es fácil de decir, pero hacerlo es realmente un gran trabajo. Tiene que hacer planes para vivir de una renta, lo cual asume que hay dos padres en casa. Muchos piensan que el que se queda en casa educando a sus hijos (esperanzadamente la madre) está haciendo un sacrificio. Afortunadamente, esto no es verdad. Las sofisticadas revistas culturales de Nueva York traen últimamente artículos que señalan que las madres con estudios y carrera desean cada vez más estar en casa y muchas de ellas parecen estar tomando la decisión de hacerlo. Es más, la educación en casa es atractiva y compensatoria para ambos padres. Es simplemente más divertida que los vehículos que puede adquirir con la segunda renta (a la vez que paga a alguien con menos talento, motivación y habilidad con el dinero robado a su vecino para adoctrinar a su hijo).

Cuando educa en casa, consigue niños bien educados, amantes de la libertad, autosuficientes y equilibrados, que le harán estar orgulloso, que estarán preparados y dispuestos a cuidar de usted en la senectud. Además se harán cargo del las riendas del mundo (estando capacitados para asegurar que nadie asuma realmente tal control, como hoy las Naciones Unidas intentan). Usted cría adultos articulados, agudos, y hábiles para persuadir a otros de los beneficios de vivir sin el violento Estado.

La educación en casa necesitará una o tres generaciones para provocar un efecto profundo en la sociedad. Afortunadamente, este tipo de educación (homeschooling) ha ido ganando adeptos y popularidad desde la década de los 70, la primera generación educada en estos pilares. El centro de esta generación está ganando actualmente todos los certámenes de matemáticas, literatura y geografía.

Otra cosa que puede hacer, en segundo lugar y a la vez que la educación casera, es competir con el Estado en la provisión de seguridad. Organice su vecindario y contrate como grupo a una empresa de seguridad privada. Si usted es empresario, emprenda su propia firma de seguridad. Es un negocio lo suficientemente grande que algunos Estados lo regulan férreamente. Esto significa que ya hay actualmente un mercado, y muchos son los que saben como iniciar el negocio.(*) Según los opositores izquierdistas de la seguridad privada, actualmente hay más policía privada que pública en los Estados Unidos, y esta primera está creciendo rápidamente. Ahora sería un buen momento para comenzar. La seguridad no es el único área donde puede competir con el Estado, es solamente la más obvia. Carreteras, servicio de bomberos, una escuela privada libertaria… usted decide, usted es el empresario. Competir con el Estado sólo requiere audacia e ingenio, y ya hay muchos emprendedores activos.

Si comprometerse las próximas décadas y años de su vida le parece desalentador, puede hacerlo solamente a ratos. Persuada a quien tenga poder político. Por cuaquiera que sea la razón, a los políticos les impresiona que le manden cartas de verdad más que por cualquier otra cosa. Mande cartas a todos los que le dirijan para cualquier decisión a tomar. Pregúnteles que elección tomar, y déles unas pocas, cortas e inteligentes explicaciones explicándoles el porqué. Por supuesto, siempre ha de decirles que voten de la forma más efectiva para reducir el poder del Estado. Esto requiere a veces exhortarles a votar en la forma que usted no desea, por ejemplo a favor del juego, la prostitución o las drogas. Todo voto dirigido contra la acción del Estado será un voto que aumentará o preservará la libertad, la prosperidad económica, y (lo crean o no) la moralidad pública. Si esto no redunda en un Estado menos fuerte, entonces impélalos a agarrar el toro por los cuernos –invente su propio comando de reducción estatal. Por ejemplo, si su senador en Washington está decidiendo si poner sentencias de diez o veinte años para los traficantes de droga, dígale que necesita escribir en lugar de ello sobre el retorno del poder sobre legislación de droga a los correspondientes Estados federados. Después dígales a sus legisladores estatales que deleguen la función en los condados. Así sucesivamente.

Incluso si le desagrada la idea de participar con el Estado, recuerde que puede decirle a su gobernador que no ponga nuevos impuestos y le votará, lo cual es un paso correcto hacia nuestro objetivo. Él no tiene por qué enterarse de que le estás moviendo en esa dirección para suprimir su empleo, que no le votará, o que no vota a nadie. Sólo necesita creer que le votará la próxima vez. Dentro de 40 años será más fácil desmantelar un Estado con tasas impositivas del 10% de su renta y sin ayudas sociales que abolir un Estado omnipotente como el que tenemos actualmente.

Compre un arma. Asegúrese de que puede usarlas eficaz y cuidadosamente. El mejor entrenamiento para el propietario de un arma se encuentra en el manual de aquella. Cuantas más armas tenemos, más seguros estamos antes los criminales ordinarios, ante la invasión extranjera y ante nuestro propio gobierno. En el caso de que se lo pregunte, la propia información gubernamental muestra como las armas privadas y sus dueños son más inofensivos para los niños y el público en general que las piscinas o la policía estatal.

Adéntrese en organizaciones, o funde la suya. Bucee en la red y encontrará asociaciones libertarias cerca de usted. Hará contactos y encontrará información muy útil. Además, cuando reúne recursos con otros simpatizantes de sus ideas, la educación pública y la implicación llegan a ser más prácticas. Cuando gente enérgica y librepensadora aúna voluntariamente sus fuerzas, puede levantarse una roca más pesada que la que podría una única persona. Y sí, pueden encontrarse algunos anarco-capitalistas extremadamente bien informados en las excursiones del Partido Libertario.

Finalmente, trabaje duro para informarse. Esto hace mucho más eficaz la persuasión de los oponentes. Utilice las bibliografías en LewRockwell.com. Éstas incluyen comentarios para ayudarle a seleccionar los libros que más le interesen, y los comentarios de los lectores en Amazon.com –seleccionando los más valiosos, porque podría no terminarse un libro que hable por debajo de su nivel o por encima de sus capacidades de comprensión. Usted estará capacitado para separar los críticos brillantes de los necios.

Otras cosas que puede hacer dependen ya de su energía e imaginación. Comience su propia web antiestatista. Envíe los artículos de LewRockwell.com a todos sus conocidos. Compre vegetales en mercados libres (o allí donde pueda evitar pagar los impuestos), o plante los suyos. Compre los libros de sus hijos de segunda mano. Existe incluso un mercado de planes de estudios usados (de educación en casa, o homeschooling).

Dense cuenta de que ninguna de estas soluciones sugiere que el Estado pueda ser suprimido de la noche a la mañana. La Revolución Americana (ambas) necesitó años para completarse. La revolución que deseo no requiere charcos de sangre, requiere atraer a las mentes y corazones lejos del lado oscuro, de una vez por todas. Cualquier individuo puede necesitar años para deshacerse del adoctrinamiento estatal que recibió.

Cuando la gente está convencida, educada y habilitada, vendrá con más soluciones; el trabajo estará en curso. Los sociedad anarco-capitalista mundial (también conocida como voluntaria) no sólo es posible, pienso que es inevitable; muchos ya están haciendo lo que he estado mencionando arriba, plantando la semilla del autogobierno en la mente de muchos individuos. Trabaje un día por ello, y permanezca en sintonía.

(*) Que existan algunos significa que podrán ayudarle a emprender su propio negocio. Sabrán que incrementar la visibilidad de sus negocios sólo significa más negocio, incluso dándole la oportunidad de ser uno de sus competidores. Hace tiempo, en un centro comercial había dos tiendas de descuentos de zapatos. Una se quemó. El propietario de la otra le ayudó a reconstruirla, porque la presencia de las dos tiendas incrementaba la visibilidad de la zona de venta de zapatos en el centro comercial. La presencia de un competidor aumentaba las ventas para la tienda no quemada. Cerca de mi casa, tres restaurantes de comida rápida han abierto sin 100 metros de diferencia entre ellos en los últimos seis meses. Tendrá ayuda para iniciar su negocio.

Estrategia libertaria

El pasado viernes acudí a otro de los Eventos que organiza el Instituto Juan de Mariana, en este caso se trataba de una conferencia impartida por José Juan Franch, Catedrático de Economía, para presentar el nuevo partido político Innovación Democrática del que es Coordinador General y con el que pretenden acudir a las elecciones locales y autonómicas de mayo como paso previo para las próximas generales de 2008.

El proyecto es un poco curioso y no me detendré más que unas lineas en explicarlo ya que dejo el link de la página del mismo donde puede ser mejor captada la esencia que anida en esta idea.

Es todo muy vago y vaporoso lo que suscitó un entretenido debate al no entender los que asistíamos al evento que por ejemplo se haga una apelación a la armonía ecológica y al desarrollo sostenible lo suficientemente indefinida como para poder ser asumida por un ecologista clásico o por un defensor de la ecología de mercado.

Esta falta de concreción es algo buscado premeditadamente según el ponente para poder captar gente que cubra un amplio abanico ideológico y los principios mínimos que los cohesionan son tan vagos que pueden ser asumidos tanto por un derechista irredento como por un filocomunista: valores éticos, primacía de la persona sobre los colectivos, desarrollo ecológico sostenible etc.

Su idea más curiosa y quizá rompedora es la de que no existe una linea oficial de partido fuera de estos principios fundamentales sino que los candidatos a las diferentes elecciones son elegidos en primarias y una vez elegidos su programa es el programa que asumirá el colectivo.

Será curioso comprobar como llevan a cabo esa aparente libertad de los candidatos para elaborar su programa manteniendo una mínima cohesión interna y sin despistar demasiado a sus posibles votantes.

La lucha por implantar las listas abiertas sería su otro eje programático fundamental.

El caso es que mientras escuchaba las disertaciones del representante de tan curioso proyecto pensaba yo en la posibilidad de crear una fuerza política netamente liberal-libertaria en este país habitado por tanto sumiso voluntario y tanto aspirante a Apparatchik.

Divagando sobre estos asuntos llegué al tema de la Estrategia libertaria, tema importante y tan poco tratado por los grandes pensadores. Los discípulos de Rothbard no se han adentrado demasiado por este sendero y en algún momento habrá que hacerlo para que unas sólidas construcciones intelectuales llenas de coherencia teórica no queden como meras divagaciones utópicas y sin aplicación práctica ninguna.

Este es un tema que me parece crucial pues ya pasé la etapa del “purismo libertario” consistente en calificar de socialista cualquier propuesta y negarme a participar políticamente en nada por temor a caer en contradicciones ideológicas.

Claro está que en estos asuntos la división del trabajo es algo fundamental, es decir, catedráticos, profesores e investigadores irán esparciendo la semilla desde sus púlpitos esperando que germine en algunos discípulos,  periodistas, novelistas y otros posibles creadores de opinión (second hand dealers of ideas, en terminología hayekiana) que harán accesible al público medio estas ideas y de ahí pasen a los políticos cuando detecten una demanda importante de ideas liberales.

Esta tarea divulgativa es fundamental, la batalla de las ideas es importantísima en la lucha contra el estatismo y sin tener este paso previo bien asentado cualquier aventura política está condenada al fracaso.

Hay muchos que no creen conveniente bajar a la arena política considerando que al final se acaba gestionando el dinero expoliado mediante la fuerza y que se acaba cayendo en un gradualismo cada vez más acusado anestesiador de los iniciales afanes abolicionistas.

Siendo ciertos estos temores creo que hay que dar la batalla en la arena política también navegando sutilmente entre todos estos difíciles escollos y recogiendo la fruta madura del estado total que acabará cayendo fruto de la combinación de agitación ideológica e intelectual y la lucha política. Necesitamos un Gramsci en el bando libertario.

La clave es tener claro el objetivo final y Rothbard lo expresó muy acertadamente cuando dijo: “…la suprema meta política es la victoria total de la libertad, que la base de este objetivo es la pasión moral por la justicia, que esta meta debe ser perseguida con los medios más rápidos y eficaces de que se pueda disponer, que jamás debe perderse de vista este objetivo y debe aspirarse a su implantación con la mayor premura posible y, en fin, que los medios elegidos para ello nunca pueden entrar en colisión o en contradicción con la meta final, ya sea mediante la invocación del gradualismo, o empleando y justificando agresiones a la libertad, defendiendo programas de planificación, dejando pasar las oportunidades de reducir el poder del Estado o permitiendo que lo aumente en algún sector.” (La ética de la libertad)

En esta lucha política, en caso de que llegara a emprenderse por los libertarios, me llama la atención el paralelismo que surje con los marxistas.

Consideremos al Partido Comunista oficial de turno y al hipotético Partido Libertario, pudiendo establecerlos en lineas paralelas situadas en el mismo plano.

Ambos poseen o poseerían “desviaciones” derechistas e izquierdistas. En el caso comunista acudimos a Lenin cuando hablaba de las desviaciones izquierdistas de militantes bolcheviques acusando a este ultraizquierdismo como enfermedad infantil del comunismo y trataba de social-burgueses,  social-fascistas o un despectivo reformistas a todo comunista situado álgo más a la derecha de la línea oficial.

Estas “desviaciones” se dan también en el bando libertario-individualista y son encabezadas por puristas que se oponen a toda participación política calificando inmediatamente de socialista cualquier propuesta y reformistas-gradualistas que viniendo de una posición ética pura han acabado, en su batalla política diaria, cediendo demasiado terreno al estatismo que los ha acabado abosorbiendo y reduciendo a meros aspirantes a gestores eficaces del statu quo.

Sería deseable que pudiéramos, entre todos, encontrar un marco adecuado para la acción política de las ideas libertarias sin despreciar ni abandonar el nivel de agitación intelectual o de lo contrario estamos dejando la política en manos de los enemigos de la libertad.

Vergonzosa Política Exterior española

España va camino de convertirse en un caso a estudiar en el futuro por los manuales de Relaciones Internacionales.

Esta nueva hazaña de nuestro gobierno no hace sino alejarnos cada vez más del bloque de democracias liberales y llamar con fuerza a  la puerta de los países no alineados donde nuestros méritos altermundistas no pasan desapercibidos y contamos ya con la valiosa amistad de seculares defensores de los derechos humanos y las libertades como China, Venezuela, Cuba, Siria, Irán, Turquía…

En la profundización de las relaciones con China nuestro gobierno cuenta con la repugnante complicidad de seudo-liberales que miran con ojos golosos la posibilidad de entrar en un mercado de 1300 millones de habitantes. Son los mismos que justificaban el régimen de Pinochet apelando a la profunda y exitosa reforma económica que emprendió la dictadura cuando la autarquía la situó en un punto de no retorno.

Para reformar el sistema de pensiones o sanear la economía no hace falta fusilar a nadie ni lanzar opositores al mar desde siniestros vuelos de la muerte.

Una vez más el fascismo rojo y el negro se dan la mano y la víctima siempre es la misma, la libertad.

Otro mundo es posible, señores idealistas, alejado del frío e impersonal sistema occidental marcado por el consumismo. Lo tienen aquí:

34chino.jpg

Abnegado defensor de la Democracia Popular china muestra como hay que tratar a los reaccionarios amigos del imperialismo occidental.

Conferencia de José I. del Castillo en el Instituto Juan de Mariana

 mises.jpg milton-friedman-3.jpg 

Este jueves santo me decidí a pasarme por la sede del INSTITUTO JUAN DE MARIANA a asistir por primera vez a una de las charlar que organizan regularmente.

Por motivos de horarios laborales no me había sido posible pasarme nunca muy a mi pesar pues ha habido jornadas bastante interesantes, pero dado que era fiesta y que de ahora en adelante un cambio de horarios en el trabajo me dejará acudir a futuros eventos, inaguré mi asistencia a dichos actos con este en concreto.

Antes de empezar, en una breve presentación, Gabriel Calzada como presidente del Instituto nos dió la bienvenida y nos informó de que se ha aprobado por el Ministerio de Educación el Master en Economía Austriaca que empezará a impartirse en la Universidad Rey Juan Carlos a partir del próximo curso académico, fruto del empeño del propio Calzada y de Jesús Huerta de Soto y que junto a los cursos de doctorado que imparte el propio Huerta, uno de los mayores exponentes a nivel mundial del paradigma austriaco en la actualidad, pueden convertirse en el núcleo de una fructífera generación de economistas austriacos en este país que tanto tiene que ver en la génesis de esta escuela de pensamiento.

La conferencia en sí se titulaba: “Inflación y deflación: un examen crítico del monetarismo” y en ella se contraponían a las ideas de Milton Friedman sobre el tema las de Ludwig von Mises para acabar proponiendo una visión propia del autor que supere los defectos encontrados en las tesis de los dos autores citados.

Además de tratar de inflación y deflación se dió un repaso crítico a la visión de Friedman de la historia monetaria de EE.UU. y su examen de la Gran Depresión.

Fue una buena muestra de lo alejados que están dos enfoques supuestamente liberales entre sí como el austriaco y el neoclásico encarnado en los monetaristas de la Escuela de Chicago encabezados por Friedman.

Los neoclásicos parten de un modelo de equilibrio estático que no se da nunca en la realidad mientras que los austriacos crean un modelo subjetivista y dinámico en el que integran disciplinas como el derecho y la historia además de la economía pura para construir una teoría integral de la Acción Humana.

Una buena experiencia que seguro se repetirá con futuras convocatorias. Es de agradecer que podamos disfrutar de la existencia de este instituto que junto a otros proporcione a la sociedad civil, a la prensa y a los políticos un arsenal teórico sólido con el que enfrentarse a la omnipotencia estatal y la opresión.

Get Thrashed

Dejo aquí los trailers promocionales de este documental sobre la historia del Thrash Metal, el género que junto al Death me hace hervir la sangre.

Ya había visto en su momento el de 2003 pero lo he vuelto a encontrar junto a un nuevo promocional de 2007 y no podía parar de babear sobre el teclado.

No paraban de aparecer en rápidos flashes imágenes de TODOS los grandes del género, público practicando el headbanging, mosh o stagediving, la mala baba, agresión y esos rasques rapidísimos en la sexta cuerda que hacen este género tan disfrutable y adictivo.

Qué bien lo pasamos en los 80 con la salida de todos esos discazos y qué viejos nos estamos haciendo…

Fuck modas, nu-metaleros o emos!

No compromise.